jueves, 2 de julio de 2009

Ricardo Zandomeni y su Conjunto Guayquiraró - Pa' que baile el paisanaje



Hola mis amigos.
Cuando el pasado 13 de abril nos dejaba físicamente don Ricardo Zandomeni, varias personas dejaron sus muestras de congoja y afecto hacia él en los comentarios de la entrada. Entre ellas, una que expresó una visitante del blog (desde Paraná, Entre Ríos) y que fuera su cantora y como una hija para él. Precisamente ese mismo día y ni bien se enteraba de la triste noticia, a Inés Ricarde le florecieron desde su dolor estas palabras que ella le dejara y que yo me tomé el atrevimiento de ponerle como título "Responso para don Ricardo" (disculpe Inés por ésto...). En estos versos ella lo describe como músico, amigo, "padre"...
Quien escribe también tuvo la oportunidad de conocerlo personalmente y dejó plasmado en fotografías y videos aquellos encuentros que se realizaron en el mes de febrero en su taller.
Y el trabajo musical que aquí se presenta corresponde a un casette personal que el amigo Isaquito digitalizara de manera muy amable.
Muchas gracias Inés, muchas gracias Isaquito.
Hasta la próxima.
Pablo


RESPONSO PARA DON RICARDO


Se fue un grande de verdad. Pero nos dijo hasta luego.
Con su sonrisa y sus gestos, típicos de un gran cultor,
que despertaba emoción, amor, y melancolía,
era un virtuoso señor de la música argentina,
un maestro en el acordeón, de la guitarra un amante,
de los versos un disertante, un sabio en la reflexión.

Filósofo en sus glosarios, hombre de mucha pasión,
por las costumbres, vivencias de la gente de sus pagos,
a quien les dejó el halago de sus obras picarescas,
sus melodías, sus coplas, sus expresiones genuinas,
donde dejaba el paisaje pintado en sus descripciones,
el rancho, el árbol, su gente, a él le dio motivación,
para ser no un gran cantor sino un cantor simplemente.
Del animal defensor, porque siempre condenaba
a quien de ellos acostumbra, a servirse osadamente,
porque su mente abrigaba, sabiduría y bondad.
No fue perfecto y no está en ningún ser viviente serlo,
pero tuvo sus aciertos y sus verdades latiendo,
al compás del instrumento, las cantó y las dijo, suelto!
Don Ricardo Zandomeni, ¡como te van a extrañar,
las notas de tu acordeón! Y ese dulce bandoneón,
que en re menor esgrimías, enlazando suavemente
la dulce polifonía, la creatividad que afluía
de tu mente inteligente, y expresadas sabiamente,
siempre quedarán presente, tus hermosas melodías.
Tal vez ahora estarás con aquel, tu compañero,
el que siguió primero para imprimir en la historia
otra página de honor, otra página de ensueño,
don Federico Gutiérrez, el que fuera tu cantor.
Una vez allá, en el tiempo fui tu alondra preferida,
no sé si lo merecía, gracias por la distinción,
llorará mi corazón por el resto de mi vida.
Tal vez tenga la alegría de encontrarte una ocasión,
bajo el espeso verdor de un árbol fresco y cantarte,
“¡Ah, mi Corrientes porá!”, “Camino del arenal”,
“Desde el alma”, en si menor, o tal vez otra canción,
que hoy no encuentro en mi memoria, porque mi mente se niega,
es que tu partida que hoy ciega ,la luz de mi inspiración.
No te digo adiós maestro, amigo de mil andanzas,
no te digo adiós te digo, solo hasta pronto, y le ruego,
al Dios bendito en el Cielo tenga un lugar para vos,
con una guitarra presta, un acordeón preparada,
para hacer la musiqueada con Dimotta, con Gutiérrez,
con músicos que se fueron pero seguro estarán.
Preparando dos hileras, la bombacha bataraza,
un sombrero bien aludo, Millán Medina tendrá,
un pañuelo y un facón, un carro verde adornado,
algún alemán hermano contento él recibirá,
al paisano que hoy vendrá a sumarse a la patriada,
y la corralera bordada seguro no faltará.
Estarás en este mundo en letras de oro impresa,
el nombre tuyo, paisano, gringo noble de este suelo,
duerme en el eterno sueño y en el sueño vivirás
con los viejos musiqueros el chamamé y el vals criollo,
el tanguito montielero, el valseado y tantos más...
Tu presencia quedará en tu barrio, en tus amigos,
tus nietos, y allá en tus pagos, que nunca te olvidarán.
En Celia tu compañera, que te amó desde el silencio
con el bello sentimiento de la mujer que se entrega.
Cuando tome la guitarra yo de ti voy a recordar.
Con nostalgia cantaré, un chamamé a tu recuerdo,
como homenaje al que fuera el mejor del Litoral.
Inés Ricarde
13/04/09
clavedesolines@hotmail.com
Blog de Inés: Mis Notas

01. PA' QUE BAILE EL PAISANAJE - valseado (Ricardo Zandomeni).
02. HERMANOS GIGENA - chamamé (Ricardo Zandomeni).
03. LA VUELTA DEL CARRO VERDE - polca (Ricardo Zandomeni). Canta: Silvia Zandomeni.
04. RECORDANDO A DOÑA RITA - milonga (Ricardo Zandomeni). Bandoneón: Ricardo Zandomeni.
05. SOY ARTESANO - chamamé (Luis Bertolotti - R. Darchez). Canta: Inés Ricarde.
06. A LA SOMBRA DE LA PARVA - schottis (Ricardo Zandomeni).
07. A ESTANISLAO COMAS - chamamé (Luis Bertolotti). Acordeón: Luis Bertolotti.
08. FIEL ACORDEÓN - ranchera (Ricardo Zandomeni).
09. PISTA "EL ROSEDAL" - chamamé (Ricardo Zandomeni).
10. A MARÍA GRANDE SEGUNDA - chamamé (Ricardo Zandomeni - Juan Cabral). Canta: Juan Cabral.
11. PAISANA MISIONERA - polca (Ricardo Zandomeni).
12. TU RECUERDO EN UNA FLOR - rasguido doble (Inés Ricarde). Canta: Inés Ricarde.

Integrantes:
Ricardo Zandomeni: acordeón y bandoneón.
Luis Bertolotti: bandoneón y acordeón.
Juan Cabral: guitarra y canto.
Antonio Atanacio: contrabajo.
Silvia Zandomeni: canto.
Inés Ricarde: canto.

Colaboración:
Oscar "Cacho" Gauna: recitados.
Julio "Chivo" López: guitarra.

(P) 1986

DESCARGAR

1 comentario:

  1. Hola Amigazo!!! Que alegria encontrar este disco del maestro Ricardo Sandomeni, que alguna vez tube y entre prestar y prestar no se donde se quedo a descanzar jaja pero ahora en este sistema no lo puedo descargar, me lo podes mandar por mail si no es mucho pedir, este trabajo tiene un tema que refleja una pagina imborrable de un Federal de antaño con el tema 09 - Pista El Rosedal. Desde ya muchas gracias. Hugo Ernesto Gomez

    ResponderEliminar