Mostrando las entradas con la etiqueta Padre Marcelino Moya. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Padre Marcelino Moya. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de noviembre de 2008

Uberfil Concepción y el Padre Marcelino Moya - Payadas, relatos y milongas

Hola amigos. Este CD me fue obsequiado por el propio Padre Marcelino Moya, el único "Cura Payador" del país. Tuve la oportunidad de conocerlo personalmente ya que fue quien casó a mi hermano.
Un abrazo a todos y espero les guste las letras.
Pablo


"El cura payador"


-->
En las jineteadas empiezan a considerarlo tan imprescindible como la torta frita o la tropilla. Marcelino Moya se aparece por las fiestas camperas -no sin invitación y consentimiento del párroco del lugar- con sus hábitos y su guitarra, para acercar el altar al terreno de los que no van en su búsqueda.
Conocido como "el cura payador", sube al escenario para trenzarse en contrapunto con algún otro payador invitado, pero en lo mejor de la fiesta arma un altar, anuncia una misa, comulga, confiesa, bendice, predica el Evangelio, y generalmente lo hace mediante el estilo filoso y entrador de los versos rimados.
Los organizadores le pedían que hiciera una bendición y él exigía hacer misa. Empezaron a darle el horario de las diez de la mañana, pero como no había mucho público a esa hora presionó para que se haga antes del almuerzo. Fue ganando terreno y se hizo cada vez más difícil contradecirlo a medida que fue creciendo su fama, por el boca a boca y porque fue creciendo la audiencia de su programa sabatino "Tomando mate", por LT 39, la radioemisora de Victoria. Pero fue aún más lejos, en una próxima doma del 20 de agosto con Lito Pascualini la misa está programada para las 16.00, lo que es mucho decir si tenemos en cuenta que mientras dura la celebración hay que cerrar una cantina muy concurrida donde el calentador de picos está en su apogeo. Pero tiene un gran público que lo sigue y eso facilita mucho las cosas.
El Padre Marcelino ha escrito el Evangelio en verso y lo ha grabado. Sus misas de campaña, en jineteadas, arrancan con cuartetas rimadas cuando alguno de sus colegas invita a la paisanada para que se vaya arrimando al altar improvisado. Gran parte de la ceremonia es cantada y no por eso se aparta de la doctrina. Prueba de ello es que su libro de próxima aparición, que incluye también los Evangelios en versos, fue revisado por el censor eclesiástico Monseñor Angel Riedel, quien le informó al Obispo Mario Maulión que no encuentra en esta obra "nada contrario a la fe y las buenas costumbres cristianas". Y Mons. Maulión autorizó la publicación del libro que aparecerá quizás en el mes de setiembre.
Por supuesto, su presencia entre la paisanada despierta simpatías y recibe elogios frente a los cuales no pierde el equilibrio: "Sería un tonto si creyera que los elogios son para mí. Un santo decía; y yo tomo para mí esa figura; que los sacerdotes somos como el burrito del Domingo de Ramos. Jesús no hubiese entrado a Jerusalén sin el burrito; qué tonto hubiese sido el burrito si hubiese creído que las palmas y los ponchos que arrojaban a sus pies eran para él".
Así lo entiende este hombre sencillo, profundo cuando habla de la fe, sincero cuando aclara que primero es cura y después payador, de risa franca, a quien le cuesta decir que acaban de convocarlo para entregarle un premio por servir a Dios mediante el arte. Este arte que es su don, un don que quiere compartir con la gente. Por ese arte, por su actitud y compromiso con el canto nativo vinculándolo con la fe, recibirá la "Distinción Juan Pablo II", un premio que otorga por octavo año consecutivo Peregrinando Producciones Católicas, que le será entregado en un festival a realizarse próximamente en Cañada Chica (Santa Fe).

Hoja de vida

Oriundo de María Grande, de un hogar que compartió con otros 7 hermanos de sangre y tres más que sus padres cobijaron. Se ordenó sacerdote el 3 de diciembre de 1992.
Su primer destino fue Villaguay, luego Capellán de los Cascos Azules de la ONU en Chipre y Kuwait; Jefe de Capellanes de todos los institutos militares del país (con sede en Campo de Mayo). Eligió finalmente ser párroco de pueblo y lo fue primero en San Benito, luego en Villa Urquiza y hoy en Seguí, todas localidades del departamento Paraná.
Desde Seguí atiende seis capillas de la jurisdicción y es además Rector del Instituto de Nivel Medio "Padre Enrique Laumann".
Su libro, de próxima aparición, se titulará "Con guitarras, con payadas... también se puede rezar".
Su programa radial se emite los sábados a mediodía por LT 39 de Victoria.

Fuente: Paralelo 32.




--> 01. PAYADA ENTRE UBERFIL CONCEPCIÓN Y EL PADRE MARCELINO MOYA.
02. ENTRE AMIGOS (Pedro Rizzo). Recita: Padre Marcelino Moya.
03. LA MADRE FEA (Marcelino Moya). Recita: Padre Marcelino Moya.
04. AYER SUS MANOS MIRÉ (Marcelino Moya). Recita: Padre Marcelino Moya.
05. NO SE CANSEN DE HACER EL BIEN (Marcelino Moya). Recita: Padre Marcelino Moya.
06. ORACIÓN AL JINETE (Marcelino Moya). Recita: Padre Marcelino Moya.
07. HABLÁNDOLE A LOS JINETES (Marcelino Moya). Recita: Padre Marcelino Moya.
08. DÉCIMAS AL INDIO BARES (H. Umpiérrez). Recita: Uberfil Concepción.
09. LAS CARRETAS (Arrigarriaga). Recita: Uberfil Concepción.
10. LA LEYENDA DEL INDIO CRUZ (H. Umpiérrez). Recita: Uberfil Concepción.
11. ESTANCIA "LA EMBRUJADA" (Casimiro Martínez). Recita: Uberfil Concepción.
12. LA VENGANZA SIN CUMPLIR (Saúl Wenchul). Recita: Uberfil Concepción.

Invitado:
Luis Lorenzo González (guitarra).

Contacto: 0342-154496950.

DESCARGAR

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...