Mostrando las entradas con la etiqueta Evaristo Fernández Rudaz. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Evaristo Fernández Rudaz. Mostrar todas las entradas

sábado, 14 de marzo de 2009

Cancionero correntino - Evaristo Fernández Rudaz

Amigos:
Continuando con esta idea de acercarles estas letras de un viejo cancionero, hoy le toca el turno al entrerriano Evaristo Fernández Rudaz. Quizás sus temas más conocidos sean los chamamés "Ajhá potama" y "La creciente", que fueron grabados por muchísimos conjuntos y que los pongo además para que los escuchen. Los mismos fueron extraídos de las colecciones "La Fonola Chamamecera" (gracias Isaquito) y de "La Fonola de la Hora del Chamamé" (gracias Pedro Larroque).
Encontré algo sobre su biografía y algunas fotos, las cuales se pueden ver con más detalle en los links que están al final.
Saludos a todos. Pablo 




Biografía 

De acuerdo con los datos obtenidos de trabajos publicados por Wenceslao Moore y Pablo Alcides Pila, escritores goyanos, señalan que Fernández Rudaz nació en la zona del ‘Montiel Entrerriano’ (provincia de Entre Ríos), el 26 de octubre de 1899. Algunos aseguran que nació precisamente en la ciudad de Gualeguay.
Hijo de José Cirilo Fernández, descendiente de varias generaciones de entrerrianos, y de María Filomena Rudaz, con ascendencia suizo-francesa (hija de Francisco Rudaz y de María Rosina Lovey), nacida en la localidad costera de Cayastá (Santa Fe). María Filomena Rudaz vivía en Reconquista con su familia y el 16 de septiembre de 1899 se casó con José Fernández. Evaristo tuvo seis hermanos (Rosa Victoria, Primo Marcelino, Florencio, Juana, Dorila y María Luisa).
Evaristo, al igual que su familia, vivía en una estancia donde no había escuela y desde su niñez fue autodidacto. Entre sus primeras lecturas eligió el “Martín Fierro” y empezó a memorizar sus estrofas. Desde joven se inclinó por la música. 
En 1916 su familia se radica en Reconquista y al poco tiempo el joven se hace juglar. Como cantor y guitarrista ingresó en la “Compañía Circense de los Podestá”. Recorre los caminos del Chaco santafesino portando su guitarra y cantando sus propias composiciones musicales. Con la guitarra a cuestas o “a cuestas de ella”, hizo una gira por Colmena, Intiyaco, Tartagal y Villa Guillermina, donde improvisaba actuaciones (“audiciones”), en proveedurías forestales, cantando y relatando acontecimientos de los sitios visitados inmediatamente antes, a la manera de “un reportero andante” o típico “relator” de la zona. Ese tipo de actuaciones le permitió tomar contacto con la vida de los obrajeros y “fotografiar” en la memoria personajes, acciones, actitudes, gestos, intenciones y vivencias, que Evaristo Fernández Rudaz reprodujo en su típico y auténtico colorido en canciones y relatos. 
Fue el mensajero de los sucesos populares que en forma literaria y musical transmitía, de pago en pago, transformándose en un verdadero compuestero famoso en la década del ’20 al ’40. “Darle música a esta tierra” fue el objetivo que le propuso a su vida de juglar.
Formó parte y dirigió diversos conjuntos guaraníes que actuaron en Santa Fe, Rosario y Buenos Aires, donde grabó para el sello Odeón algunas de sus canciones que él mismo recuerda como más importantes: “La creciente”, “El matrero”, “Serenata del matrero” y “Ajha potama”. Al pedirle que enuncie sus creaciones decía “todavía no he sido capaz de contar mi tropilla…”.
En 1923 forma dúo con Juan Carlos Almirón e intenta fortuna viajando a Santa Fé, Rosario y Buenos Aires. Graba en el sello’ Mac Lhuman’ -luego Odeón- pero sin repercusión.
Después de recorrer los quebrajales, Fernández Rudaz se instala en la ciudad de Goya (provincia de Corrientes) entre los años 1946 a 1956.
El 4 de abril de 1950 falleció su madre y tres años después, el 20 de enero de 1953 Evaristo contrajo matrimonio con Cecilia Mendoza (Churi). Su abuelo Francisco Rudaz lo invitó a su estancia situada en parte del luego reconocido barrio El Ombusal y fue entonces cuando decidió ir por los caminos del norte santafesino para cantar entre su gente...
Regresa a la ciudad de Reconquista hasta el día de su muerte acaecida el 28 de enero de 1992. 
Su obra discográfica muy escasa, fue grabada en el sello Odeón en el año 1950, dejando un número reducido de su cuantiosa obra, de la que solamente recordamos: “Ajha potama”, “La creciente”, “6 de Enero”, “Chaco”, “El Matrero”, “Milonga del Yarará”, “Concierto de Yasí Reta”, “Hoy como ayer”, “La Cruz López”, “Bajo la isleta”, “Tamboreando la puerta”, “El sargento Sapo”, “El supuesto sepulcro de Jacinto Arauco”, “El lobizón”, y otras muchas que han quedo como testimonio de su caminar juglaresco que enriqueció el folklore musical del nordeste argentino.

Evaristo Fernández Rudaz (parado). 

01. LAS HUELLAS DEL ADIÓS - chamamé (Evaristo Fernández Rudaz).
02. EL MONDAYÉ - chamamé (E. Fernández Rudaz).
03. ALONSO ROGA - chamamé (E. Fernández Rudaz).
04. AJHÁ POTAMA - chamamé sobre motivo popular (E. Fernández Rudaz).
05. BAJO LA ISLETA - chamamé (E. Fernández Rudaz).
06. SERENATA BOHEMIA - chamamé (E. Fernández Rudaz).
07. REGRESO - tonadita guaraní (E. Fernández Rudaz).

DESCARGAR


01. MILONGA DEL YARARÁ - chamamé (E. Fernández Rudaz y Samuel Cernadas).
02. LA CRECIENTE - chamamé (E. Fernández Rudaz).
03. CONCIERTO DEL YASÍ RETÁ - chamamé (E. Fernández Rudaz).
04. BAJO LA ISLETA - chamamé (E. Fernández Rudaz)
05. CHACO - tonada correntina (E. Fernández Rudaz).
06. AJHÁ POTAMA - chamamé (E. Fernández Rudaz).

DESCARGAR

Fuentes:
Biografía: Servicio de Educación por el Arte
Fotografías: http://www.lovey.com.ar/mariarosina/evaristofernandezrudaz.htm
Temas musicales: "La Fonola Chamamecera" - "La Fonola de la Hora del Chamamé"

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...